Planta de primera transformación móvil

Este eje del proyecto surge desde unas consideraciones básicas, el cáñamo en un ciclo productivo de cinco meses produce entre 10 y 13 tt/ha. de biomasa y la misma es difícilmente transportable sin el uso de combustibles fósiles y transporte pesado. La visión circular apunta a reducir el impacto ambiental y social de la producción agro industrial, para lograr ello se propone la siembra de superficies contiguas no superiores a 50 ha., así como la limitación de agrotóxicos y la transformación primaria cerca del lugar de cosecha. Así nuestro colectivo está estudiando una planta móvil que transforma la biomasa en sus productos derivados -fibra vegetal y cañamiza o madera del tallo- en un lugar cercano al cultivo donde se haya almacenado la biomasa en fardos. Nuestra intención es adaptar una máquina de primera transformación compacta -que separe la fibra vegetal de la cañamiza/madera- ensamblada y adaptada para operar dentro un contenedor marítimo y así poder ser transportada con facilidad de un lugar a otro.